La excusa perfecta

Este artículo fue publicado por primera vez en la revista digital Solo Novela Negra.


Una pregunta recurrente en las entrevistas a escritores de g√©nero negro es por qu√© escribimos ese tipo de novelas. Se nos pregunta qu√© nos gusta, qu√© nos apasiona o qu√© nos mueve a escribir bajo ese ep√≠grafe. Normalmente la respuesta no es muy larga ni sesuda, no s√≥lo en mi caso, sino en el de la mayor√≠a de las entrevistas que he escuchado o le√≠do. Suelen ser respuestas del tipo ¬ęes lo que m√°s me gusta¬Ľ o ¬ęes el g√©nero que m√°s conozco¬Ľ. No esperen una respuesta excelente ni definitiva en esta reflexi√≥n que me dispongo a hacer. Simplemente dar√© mis razones, un poco m√°s meditadas de lo normal, eso s√≠. 

Todo escritor fue primero lector, de eso no hay duda, de lo que se puede deducir que uno escribe lo que le gusta leer. Se siente m√°s c√≥modo, creo yo, porque es capaz de analizar lo que est√° haciendo en base a la comparaci√≥n con lo que ha le√≠do. Es un primer paso que yo creo que es l√≥gico y que yo mismo di. Pero luego, despu√©s de ese proceso inerci√°tico, me preguntaba por qu√© el g√©nero negro, por qu√© me gustaba tanto ese g√©nero. Y, tras pensar un poco ‚ÄĒconfieso que nunca he sido muy inteligente‚ÄĒ, he llegado a la conclusi√≥n de que el g√©nero negro es la excusa perfecta. 

Esa es la verdad, el noir es el g√©nero perfecto para esparcir tus pensamientos m√°s profundos sobre los temas universales. Es ideal porque puedes, subrepticiamente acaso, sembrar el campo con tus ideas sin que se note mucho que est√°s deseando sacar las mierdas que hay en tu cabeza ‚ÄĒtodos queremos ser escuchados, al fin y al cabo‚ÄĒ sobre la codicia, el Amor, la envidia o la culpa y el remordimiento. 

Imagen de Maxim Hopman on Unsplash https://unsplash.com/@nampoh

Te paras frente al lector y le ense√Īas un crimen, sirve un asesinato o un atraco, y le dices ¬ęmira lo que ha pasado¬Ľ y lo llevas de la mano a trav√©s de los pormenores de la  historia. Le muestras un poco de v√≠sceras y otro poco de procedimiento policial; pero t√ļ lo que quieres, soterradamente, para que no se te vea el plumero, es mostrarle lo que significa para ti la lealtad y la traici√≥n; lo perversa que es la estructura de la sociedad o lo que somos capaces de hacer por Amor. Uno lo que quiere es ser Shakespeare, o Chirbes, y calar un poco. Uno s√≥lo quiere ser escuchado. 

Cuando te preguntan, te pones la careta de escritor humilde y dices que s√≥lo quieres entretener, que tu obra no es pretenciosa. Una mentira m√°s, ¬Ņqu√© m√°s da? Para eso est√° el g√©nero negro, mi excusa perfecta, para ayudarnos a sacar lo que llevamos dentro. 

¬ŅAcaso no es eso la Literatura?, cabr√≠a preguntarse. ¬ŅAcaso no tratan de eso todos los g√©neros? No lo s√©, quiz√°s s√≠; pero estoy seguro de que no hay nada m√°s estimulante para el intelecto que un buen crimen en las primeras p√°ginas. A partir de ah√≠, se abre la mente y todo fluye mejor. De eso estoy seguro. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *