Calendario anual de publicación

A finales del año pasado me propuse tomarme el asunto de escribir de una forma más pausada. Esto no quiere decir escribir menos sino escribir mejor. No me refiero a mejor en el sentido de la calidad de los textos—algo siempre deseable y en lo que trabajo a diario—, quiero decir en el sentido cualitativo del tiempo dedicado a la escritura. 

Para ello decidí dejar un hueco del día dedicado a escribir, para empezar, y en segundo lugar, preparar un calendario anual de publicación o edición que fuera asumible. 

Resulta que el calendario ya lo tenía elaborado a primeros de año y yo tan contento. Un calendario sin prisas ni agobios pero con ritmo. Escuché el otro día a José Luis Garci en una entrevista en el podcast Hotel Jorge Juan, de Javier Aznar, que no hay que confundir la prisa con el ritmo, y la verdad, me gustó la idea. La veo realmente acertada. Para eso tenía yo mi calendario tranquilamente diseñado, para trabajar con ritmo y sin prisa. No contaba yo con mi carácter volátil y aventurero ni se me ocurrió pensar que me gusta enredarme más de la cuenta.

Te cuento, me encontré con este concurso de relatos de Solo Novela Negra, y en principio, atendiendo a mi calendario, pensé no presentarme PERO se me ocurrió una idea —una de esas geniales que tenemos los escritores— que me hizo volver a leer las bases. Entonces dije: ¡bah, 1500 palabras, tengo que hacerlo! y me puse a ello, con tan mala suerte que creo que mi idea va ya por 1400 palabras y tiene cuerda para rato. Así que ahora tengo una novelette recién empezada y no he abandonado la idea de presentarme al concurso con otro relato. El calendario se va ajustando.

Para colmo, el bueno de Jordi Rocandio me ha metido en un proyecto que me hace mucha ilusión y que no podía ni quería rechazar y del que —lo lamento— no puedo decir mucho todavía, porque no es un proyecto mío. ¡Pero este proyecto tampoco estaba en mi calendario! Y estamos a mediados de enero; no sé qué me depararán febrero o marzo.

Sea lo que sea lo que me traigan los meses venideros, espero seguir contándolo por aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.